martes, 1 de septiembre de 2009

Día 111 - Complicated

Estos días fueron bastante complicados. No sólo porque mi abuelo estuvo mal, sino que a la misma vez que enfrentaba todo lo que estaba pasando, me tenía que preocupar por encontrar excusas para poner con el objetivo de tapar el hecho de que mi marido no estaba al lado mío cuando existía la posibilidad de que mi abuelito tuviera cáncer. Después de unas veces de encontrarme con mis padres y recurrir a "está trabajando", "tenía algo importante en la facultad" e inventos similares, directamente llamaba a mi hermano antes de pasar por el hospital a ver si estaba sólo. Y, cuando no lo estaba, hacía tiempo en cualquier lado hasta que me llegara una mensaje que dijera que finalmente se habían ido mis viejos. Así que estos días los pasé entre los distintos trabajos, la facultad y cualquier lugar que estuviera en el medio y que sirviera como base antes de salir hacia el hospital.

De lo de mi abuelo no quiero hablar porque todavía no se sabe bien qué es lo que tiene, y además porque no puedo aceptar la posibilidad de que ...bueno, ya saben. Me cuesta mucho pensar que no va a estar siempre y además, no quiero angustiarme antes de realmente tener que hacerlo. Por ahora igual parece que cáncer no es, y ya hoy se fue para su casa. Va a tener enfermeros todo el tiempo, pero en cualquier caso es mejor que que esté en el hospital. Ya está consciente, aunque muy dopado.

Ayer de noche, me quedé un rato largo con él charlando y deseé que pudiera salir de el estado en el que está para que puedan haber mil conversaciones más como esa. Porque si hay algo que mi abuelo tiene, es que mantiene su ingenio e inteligencia esté como esté, entonces por momentos me olvidaba de que las cosas no estaban del todo bien. O, por lo menos, quería olvidarme.

El primer choque con la realidad lo tuve cuando mi hermano volvió del baño y mi abuelo le dijo "vení, muchacho, sentate acá al lado mío que tenemos que hablar de hombre a hombre". Mi hermano y yo lo miramos extrañadísimos, porque nunca le dice "muchacho". A los dos minutos, cuando le preguntó si nos estaba alcanzando bien la plata para vivir, entendí todo. Confundió a mi hermano con mi marido, lo cual fue bastante feo porque no sólo que no tienen nada que ver físicamente (Fabián es rubio de ojos celestes y Martín castaño de ojos marrones), sino porque me dio la pauta de que hay algo que no anda bien. Igual, un rato después le pregunté a una enfermera por qué podía haber pasado eso y me dijo que era normal porque había recibido muchísima medicación en las últimas horas.

Mi abuelo y "mi marido" estuvieron hablando un rato largo, en el cual mi abuelo le preguntó si me estaba tratando bien, cómo nos estábamos llevando y si necesitábamos algo. Mi hermano le contestó que no se preocupara, que todo iba a estar bien. Mi abuelo le contestó que más le valía que me estuviera tratando bien, porque sino le iba a mandar a su nieto (mi hermano) a que lo cagara a piñas. Fabián y yo hacíamos todo lo posible para no reírnos cuando decía esas cosas porque sería medio complicado que mi hermano cagara a piñas a mi supuesto marido, quien en verdad es mi hermano. Es decir, se tendría que pegar a sí mismo, lo cual es un poco difícil de llevar a cabo.

Entre toda esta locura, se me pasó que se acerca el cumpleaños de uno mis tíos. El jueves es el cumple de mi tío Mauricio (el que hizo lo mismo que yo para conseguir el departamento), y me dijo mi hermano que la idea es hacer una cena en lo de mi abuelo para estar toda la familia junta en este momento difícil.
Y, de nuevo, me veo obligada a poner a la cabeza a funcionar a toda máquina. Me quedan pocos días para pensar si hablo con Martín y le pido que venga como un favor especial por toda la situación, o si mejor busco una excusa para no ir a la cena. La otra posibilidad es decir que voy, y a último momento llamar y decir que no voy.

Las cosas se complican cada vez más. Sebastián sigue sin hablarme, lo del casamiento se me está yendo de las manos, lo cual me hace preguntarme si a fin de cuentas tomé una buena decisión. En fin, como le dije a mi vecino, lo hecho, hecho está. Ahora, sólo queda pensar en qué voy a hacer el jueves.


(Prometo retomar mis actividades en otros blogs lo antes que pueda. Mientras tanto, quería darles el update para que supieran más o menos qué es lo que pasa. Sus consejos sobre lo que debería hacer, como siempre, son bienvenidos)

30 comentarios:

  1. Agus conectateeeee :(

    (me sentí muy flogger escribiendo esa frase)

    Espero que vos estés bien. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Agus, es un tema bastante delicado el de tu abuelo. Anda a la cena. Hablá con martín, sabés que te va acompañar..., y más en un momento tan díficil... Y de paso aprovechá aconversar con tu tío sobre como manejaba situaciones familiares cuando él hizo lo mismo. Suerte y fuerza con tu nono! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Es un tema re dificil lo de tu abu. Yo te diria que en este momento el es lo mas importante. Anda a la cena, no pierdas esa oportunidad porque seguro el quiere que estes ahi. Pasa con el todo el tiempo que puedas. Martin seguro entiende si se lo explicas bien, y si no te quiere hacer el favor simplemente decis queva a llegar un poco mas tarde, y a mitad de la cena haces que lees un sms y avisas que no puede ir.
    Espero que todo se mejore pronto, mima mucho a tu abuelo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ayyy Agus no sabes lo que te entiendo porque mi abuelo materno (que vivio siempre enfrente de mi casa), murio de cancer hace ya casi dos años, y es aun hoy que a veces no puedo superar su perdida, y ni hablar de eso de confundir a las personas por la medicacion o bien quedar como inconciente...lo bueno es que un dia antes de quedar en ese estado por la morfina pudo darme un abrazo conciente...y eso fue lo ultimo que me quedo de el, fue su despedida...ojala que tu abuelo viva muchos años mas y lo puedas disfrutar como yo al mio casi 86 años, besos

    ResponderEliminar
  5. Espero de corazón que el abuelo se ponga bien.

    En cuanto a vos y el Jueves es difícil de saber o aconsejar... yo nunca hubiese echo algo así.

    ResponderEliminar
  6. Viste que hay veces que todo empieza a estar mal? y pasa una atrás de otra? Ésto también pasará, dicen...Espero que lo te tu abuelo no sea nada, eso es lo mas importante.

    ResponderEliminar
  7. UH Agus, me reí un poquito con lo de tu tío Mauricio y me vino un lapsus sobre mi personaje de Agustina pero bueno.. en fin. Vamos a lo que importa: lo que haría yo en tu lugar sería llamar a Martín. O sea, fue dolorosa la última charla que tuvieron pero ya todos sabíamos que no iba a ser la última por el mismísimo acuerdo que pactaron. Ustedes dos son de esas personas que jamás van a dejar de estar en contacto, aunque sea metafísico. Entonces, digo yo, que no sean pareja no quiere decir que al menos no puedan llevarse bien, al menos mientras mantengan el pacto. Desde mi perspectiva, que Martín te acompañe a esta cena está dentro del pacto y por lo tanto, no sólo es lo correcto sino que es lo más adecuado, lo primero. Si al hablar con Martín las cosas no funcionan, pensá en un plan B. Pero creo que, por ahora, las demás no son alternativas. Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo llamaria a Martin, asi podes ir mas relajada, sin tener que dar tantas explicaciones del caso.

    ResponderEliminar
  9. Sí, que te acompañe Martín! Es buen tipo, o al menos te quiere, no te va a decir que no.

    En otras circunstancias te recomendaría blanquear todo (total, tu abuelo te va a terminar entendiendo y perdonando SEGURO)... pero ahora... aguantala un poquito más, Agus.

    ResponderEliminar
  10. La cruda realidad es que la mentira tiene patas cortas, Agus.

    Cariños para vos, espero que tu abuelito mejore.

    ResponderEliminar
  11. agus que te acompañe martin a la cena y que tu abuelo se mejore besos carlos

    ResponderEliminar
  12. Agus: Si bien soy partidaria de contar la verdad a todos, dada la situación es mejor esperar un poco... Llamá a Martín y que te acompañe a la cena.

    Espero que tu abuelo se mejore pronto.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Que te acompañe Martin seria buena idea pero tenes que ser muy fuerte para que cuando lo veas no te sientas mal ni le demuestres tristeza; debe ser dificil pero tenes que lograrlo sino el verse traeria recuerdos y seria como volver al principio (me parece que no queres eso, por lo que he leido).
    Y en cuanto a lo de tu abuelo, es muy feo y complicado pero aprovecha el tiempo que puedas estar con el y disfrutalo.

    Besos, Rodrigo.

    ResponderEliminar
  14. Yo no lo llamaría a Martín, todavía es muy reciente la ruptura y podría ser malo para vos, además de incómodo, volver a verlo.
    No vayas al cumple o inventá algo para justificar la no-presencia de Martín.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  15. Agus, no será conveniente intentar lo de la anulación ahora???? Digo, para evitarte un embrollo mucho más grande. Con lo de tu abuelo, seguro ya estás muy presionada y por ahí lo del casamiento no te facilita las cosas. Pensalo! Y suerte, que todo pase pronto!

    ResponderEliminar
  16. Agus, lo mejor seria que vayas con Martin, asi te ahorras explicaciones de varias coas; pero ojo si decidis hacerlo, que no te haga mal verlo.
    Lo de tu abuelo, es doloroso, pero ya va a pasar. Te doy un solo consejo: Disfrutalo ahora, porque es mejor hacerlo.. sino despues te vas a arrepentir .

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias a todos por desearme que mi abuelo se mejore, yo espero con todo mi corazón que lo haga.

    Y sobre la cena, veo que la mayoría dijo que lo mejor sería llamar a Martín. Lo voy a pensar bien, porque no se como me haría verlo. Aunque, desde el punto de vista de mi no-tan-brillante plan, sería lo mejor.

    I've got some thinking to do.

    ResponderEliminar
  18. Te juro que en mucho te entiendo, ya sabras por que.

    ResponderEliminar
  19. Tratá de mantenerte tranquila ¿sí?

    Todos acá te aprecian.

    ResponderEliminar
  20. Si apoyo a la mayoría pidele a Martin que te acompañe, pero trata de ir resolviendo las cosas . xq si lo postergas mucho se va hacer un mayor problema. Y que se mejore tu abuelito,
    Fuerzas Agustina y un abrazote

    ResponderEliminar
  21. Creo que si es muy necesario ir a esa reunion, y es totalmente segura de que solo van a actuar llames a Martin y le cuentes como va la cosa, seguro que acepta acompañarte y apoyarte en un momento familiar tan dificil, eso si tene algunos chocolatitos reservados por si te pinta el bajon! :P

    Espero que tu abuelito este bien y que lo que sea que tenga, que no sea nada malo. Disfrutalo, vos que tenes una abuelo divino. Un beso y mucha fuerza Agus.

    ResponderEliminar
  22. Te entiendo, mi abuelo pasó por eso también, pero muchísimo peor, y en esos tiempos mi vida era cual novela mexicana, bien enredada; pero nada es para siempre, en algún momento las cosas van a empezar a mejorar. Beso Agus, espero realmente que las cosas mejoren.

    ResponderEliminar
  23. Espero que mejore tu abuelo

    Y espera. espera
    el tiempo ayuda mucho
    no te apures
    ya se te va a ocurrir que hacer
    beso
    v

    ResponderEliminar
  24. FUERZAS AGUS!! todo va a salir bien. Yo tambien creo que deberias llamar a Martin, el te banca a muerte, sino ponete a recordar lo que hizo por vos. Ya sabemos que te quiere y no te dejaria sola en este momento dificil. Si no vas a la cena, despues vienen las preguntas, reproches, etc etc...Llamalo a Martin, contale que esta pasando, pone tu mejor cara y anda a la cena.
    Un besote enorme!!

    ResponderEliminar
  25. Agus, ocupate de estar todo lo que puedas con tu abuelo! besooo y mucha suerteee

    ResponderEliminar
  26. Aguss, vuelvo y leer ésto la verdad me pone mal, me sumo a los deseos de que tu abuelo se mejore!.
    Y con respecto a lo de Martín, creo que deberías llamarlo. Después de todo, en algún momento te lo vas a cruzar.
    Besos y que todo mejore!.

    ResponderEliminar
  27. Aguuus, las cosas se complican si. No es fácil mantener un simulacro de algo que tiene muchas implicancias. Espero que puedas manejar todo de la mejor manera.

    Fuerzas para tu abuelo!!!

    Beso :)

    ResponderEliminar
  28. Si Agus con o sin Martín tenes que ir, tenes que aprovechar al maximo el hecho de pasar tiempo con tu abu, los demas no importan.
    besos

    ResponderEliminar