martes, 2 de junio de 2009

Día 23 - El macho de Rebecca

Ayer sonó el teléfono. Miré el identificador de llamadas y decía "casa vieja".
- ¿Hola? - dije, con miedo.
- Gorda! – reconocí la voz de mi hermano y al fin pude respirar.
- Cerdo, ¿Qué hacés?
- Estoy estudiando un poco antes de ir al gimnasio. ¿Vos?
- En la misma, salvo por la parte del gimnasio, jajaja.
- Típico. Y como te conozco puedo asegurar que desde que te mudaste no prendiste el horno.
- Por supuesto que no. ¿Cómo anda todo por allá?
- Bien, pero te llamé por algo en particular.
- Ay, no. Mónica habló con mamá, ¿no? - pregunté con miedo.
- ¿Mónica?- se extrañó.
- Sí, me la encontré una vez en el super sin la alianza puesta y pensé que le había dicho a mamá. ¿No era eso?
- No, pero sos una imbécil. No te podés arriesgar así!
- Fabián, por favor. ¿Cuáles eran las probabilidades de encontrármela?
- Vos y tus probabilidades...
- Jajaja. Ahora estoy armando un modelo para calcular las chances de encontrarme de nuevo con un vecino que me gusta. Otro día te cuento la historia. ¿Qué me ibas a decir?
- Bueno, sentate. ¿Preparada?
- Dale, Fabián. Decime de una vez!
- Escuchá bien. La abuela tiene novio.
- ¿¿¿Qué???
- Si, y quiere hacer una cena el miércoles en la casa para presentarlo.
- ¿¿¿Qué??? ¿Vas a ir?
- Sí, no tengo más remedio. Pero...
- No, chiquito. Ni lo pienses - dije, leyéndole el pensamiento.
- Dale, vení conmigo. No puedo sobrevivir una comida así sin vos. ¿Con quién me voy a burlar de las idioteces que dice el tío Daniel?
- Me llamás después y nos burlamos juntos.
- No, dale, vení. Además me debés un favor.
- ¿Eh?
- Sí. ¿Te acordás de una vez que María no estaba y había un plato todo sucio como con aceite y huevo y lo lavé yo? En el momento establecimos que me debías una.
- Bueno, pero igual. Ese plato de mierda no es equivalente a una cena familiar. Además, me estarían preguntando toda la noche sobre el departamento y la vida de casada.
- No, justo ese día no. El centro de atención va a ser el macho de Rebecca.
- El macho! Jajajaja.
- En serio, Agus. Podrías aprovechar para comer algo decente. ¿Hace cuánto que no comes algo que no sea fideos?
- Hace mucho, pero no importa. ¿Aparte con Martín que haría? No lo puedo hacer pasar por otra cena. Todavía me sigue recriminando lo que fue su presentación a la familia.
-Nada, decís que los miércoles juega al fútbol con los amigos. Pero gorda, decime si no te da un poquito de curiosidad saber cómo es el tipo. O sea, ¿qué clase de persona quiere pasar tiempo con la abuela voluntariamente?
- Jajaja. No sé si lo tenés claro, pero nos vamos directo al infierno.
-Me importa muy poco. Bueno, ¿venís?
- Con una condición. Se cancela el favor del plato, y además me pasás a deber uno vos.
- Me sirve. Un placer hacer negocios con usted.

10 comentarios:

  1. Un genio tu hermano! Y una genia tu abuela! Yo con mis 28 estoy más sola ... buah!

    ResponderEliminar
  2. me encanta la complicidad entre hermanos!

    ((gi!))

    ResponderEliminar
  3. Ay Agus. Si por querer o no a los abuelos uno va al infierno, yo lo tengo ganado desde hace años. Jajaja
    Digamos que, mi relación con mis nonos no es... bueno, una relación de mierda. En clarito, me importan bastante un cuerno.

    Yo lo agarraria al machito de la abuela y le preguntaría las cosas más bizarras desde si es de la colectividad hasta si llego virgen al matrimonio; pasando por CUALES SON TUS INTENCIONES CON MI ABUELA?

    Jjaja soy mala. Menos mal que no me toca ir jajaja

    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Solitaria: Yo en verdad estoy sola también! La relación que tengo con Martín es casi lo mismo que no tener nada.

    Gi: A mí también, pero en esta salí perdiendo.

    Isa: Menos mal que alguien es como yo! Siempre todos se hacen los políticamente correctos "ay, a los abuelos hay que quererlos, que insensible que sos, Agustina". No, ¿por qué? Si me trata bien sí, pero si no...no.
    Y sí, a acribillar al macho! Lo raro es que lo quiero conocer, por lo que me dijo mi hermano, para ver que clase de persona quiere pasar tiempo con mi abuela voluntariamente. Me da mucha intriga!

    ResponderEliminar
  5. Mira si te cae con un pendejo.
    A la nona le deben estar haciendo de 100 el service. Chocha, volvió a verle la cara a Dios Jjajajajaja

    Basta Agus, basta!!! Está mal no ser respetuosa con la gente graaaaaaaaaande

    ResponderEliminar
  6. A mi mi abuela me chupa un huevo. Me llama tres veces por semana a la oficina y siempre "estoy en una reunión".A la que no le chupa un huevo es a mi mamá, pobrecita. Mi abuela la vuelve loca.

    ResponderEliminar
  7. Mi abuela a los 70 años se fue a vivir con un tipo de un dia para el otro. Asi de una. Nos obligaba a que al viejo lo llamemos Abue Manu.

    Suerte en lo tuyo!

    ResponderEliminar
  8. Ya quiero que sea jueves para leer la descripcion del macho!
    Me mató tu hermano! Mesejante personaje que debe ser...y lo poco que lo nombras!
    Besos Agus..

    ResponderEliminar
  9. Isa: Tiene mejor vida sexual que yo! Jajaja

    Mari: En mi familia pasa igual, mi madre se empeña en que arreglemos las cosas con ella. sin éxito, por supuesto.

    Fran:Jajaja, vivir juntos a esa edad debe ser rarísimo! Y gratzie!

    Pluscu: Sí, mi brother es lo máximo. No sé como no lo nombre antes. Es que te juro que ni un post por día da para cubrir todo!

    ResponderEliminar