jueves, 12 de noviembre de 2009

Día 176 - Hello, stranger

Dos personas se conocen. Se pueden o no gustar. Si se gustan, alguno de los dos puede intentar algo con el otro, o no. Si lo intenta, el otro puede responder o no. Si responde, estas dos personas probablemente empiecen a salir. Si los dos se gustan y se llevan bien, hay chances de que en algún momento terminen en una relación. Dentro de las personas que están en una relación, algunos de ellos deciden convivir. Luego de un tiempo de convivencia existe la posibilidad de que se casen.

Martín y yo hicimos cualquier cosa. Nos conocimos y nos gustamos, pero nunca llegamos a salir. Nos veíamos en su casa o en la mía con la excusa de mirar una película, cosa que creo que no llegamos a hacer nunca. En cinco años de "relación" nunca fuimos al cine, ni al teatro, ni a cenar. Y, por motivos que ustedes ya conocen, pasamos de ser "algo" a marido y mujer. Así nomás. Sin salidas, sin relación, sin convivencia.

Ayer, hablamos de que entre nosotros ya habían pasado muchas cosas. Y que eso, de alguna manera nos condiciona para lo que queremos intentar ahora. Martín piensa que es probable que las cosas no funcionen una vez más y yo, aunque esté dispuesta a probar, sé que las estadísticas dicen que vamos a fracasar como lo hicimos tantas otras veces.

Y en eso fue que pensé que teníamos que vivir todas esas etapas intermedias que nunca cumplimos. Y se me ocurrió plantearle a Martín empezar de cero. Pretender que recién nos conocimos y que, a grandes rasgos, somos dos extraños. Olvidarnos de las peleas, de las separaciones, de las veces que dejamos. Lé gustó la idea. Así que a partir de ahora somos dos personas sin ningún tipo de vínculo legal, que van a cenar el sábado a la noche.

Ya no somos Martín y Agustina. Nos acabamos de conocer. No sé donde. Ni como. Ni por qué. Solo sé que hay algo de él que me gusta. Y que quiero conocerlo más porque siento que puede haber algo bueno entre nosotros.

No sé, es sólo un presentimiento. A fin de cuentas, no lo conozco lo suficiente como para empezar a calcular en mi cabecita de futura economista la probabilidad de que las cosas salgan bien. Así que, sin ningún tipo de cálculo y basándome en la intuición, digo que puede ser que entre este chico y yo haya algo especial.

26 comentarios:

  1. ajjajajjaaj

    me encantó, sos una genia. Esta vez, y planteado asi te doy la derecha (Y).
    ojala yo puediera hacer lo mismo.
    un beso Agus.

    ResponderEliminar
  2. Yo ya lo intente pero no funciono, el conocer tanto al otro volvio a salir a la luz con el tiempo. Ojala a vos te funcione! :)

    ResponderEliminar
  3. Bruno: Jajaja, muchas gracias! Y por qué lo decís? Si nosotros podemos con tanta cosa encima, cualquiera puede!

    Inti: Uhh, no. Ojalá que no. Vamos a ver que pasa.

    Luly: Muchas gracias! :)

    ResponderEliminar
  4. Prueben y mientras tanto salen, van al cine, comen afuera. Suena como un buen programa :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Creo que esa etapa de conocimiento y enamoramiento inicial es hermosa y necesaria.

    Espero que la disfruten :)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. aaaai ,agus,que genial
    espero que todo salga genial entre uds
    entre tantos quilombos algo bueno tenia que pasarte


    no dejes de contarnos
    beeeso :)

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno estuvo el post y la verdad es una idea loca pero viendo los antecedentes de esta relacion, es acorde, o sea puede funcionar.
    Asi que intentalo que seguro te va a ir bien.
    Suerte.



    Besos, Sepee

    ResponderEliminar
  8. Mucha suerte agus!!!! Pero a mi no me funciono. yo quise pero el no. y aun lo quiero xD

    Saluditos agus!

    ResponderEliminar
  9. puede que yo tampoco quiera.
    quiero pero no quiero. no se, ni yo me entiendo mira.
    lo que se dice "mucha agua debajo del puente", vió?

    ResponderEliminar
  10. suena lindo Agus...
    toda la suerte con esto nuevo que intentan... ojalá se les dé!
    besoos!

    ResponderEliminar
  11. Con tanta estadística en contra, que pruebes lo nuevo te juega a favor! Creo que eso de "hacer cualquier cosa" en las relaciones hace bastante mal, complicarse. Me hizo acordar a mi última relación.. hicimos cualquiera y mi cabeza terminó bastante mal.
    Banco la decisión, vamos agus!

    ResponderEliminar
  12. Noooo, qe idea buenisima, tenes razon, me parece qe va a funcionar, suerte,
    Te sigo y te agrego al face, me encanto como escribis :)

    ResponderEliminar
  13. Agus, me parece buena idea. está bueno que compartan otras cosas, que se conozcan fuera de tu casa y de la cama. AUnque sé que viene de largo y ya Martín es mucho más que eso y lo ha demostrado aceptando ser tu marido.
    Suerte el sábado
    beso
    D

    ResponderEliminar
  14. Suena fácil, pero las heridas no se borran así...bah en realidad no se borran, cada uno debe aceptar su historia y traspasar esos límites de reproches, pensar que ahora es otra ETAPA.

    ResponderEliminar
  15. Es lo mejor, no? Vivir esas etapas que por un motivo u otro tuvieron que quemar. Que se con éxito!

    ResponderEliminar
  16. En un día me leí todo tu blog y me pareció alucinante. Me encanta la manera en que escribís. Suerte con Martín, espero novedades.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  17. Buena idea... supongo que será muy muy difícil implementarla, sobre todo cuando conocés mucho a la persona. Es complicado hacer como si nada.
    Igual ya sabés que amo la pareja que hacés con él, siempre apuesto por Martin! jaja

    ResponderEliminar
  18. Gracias por todos los consejos, y por darme para adelante. Y por decirme que les gusta mi blog y por decirme que soy grosa. Los amo.

    ResponderEliminar
  19. a mi me encanta la idea... muchos veces uno necesita empesar de vuelta! yo te apoyo agus!!


    mucha suerte! me encanta tu blog !!!

    besito !

    Vane

    ResponderEliminar
  20. Como no te vamos a mandar fuerzas si te lo mereces Agus.
    Espero que salga todo maravilloso con Martín.
    Fuerza que se puede.

    Y si.. sos grosa.

    ResponderEliminar