jueves, 28 de enero de 2010

Día 202 - Flashback: El casamiento (III)

Escribo como me sentía en el casamiento y se me aparece todo tan, tan lejano. Martín lee en nuestro cuarto, toda su ropa descansa en el ropero, y su afeitadora y cepillo de dientes se hacen presentes en el baño. Estos ya no son mis 48 metros cuadrados, ahora son nuestros. Dentro de poco abandonaremos este lugar que tanto hice por conseguir y nos vamos a mudar al departamento nuevo que nos va a regalar mi abuelo, el de noventa metros cuadrados.

Creo que lo último que me podría haber imaginado mientras caminaba por el altar, aquel sábado de abril, era que en enero del año siguiente estaría escribiendo sobre ese momento embarazada y casada de verdad con Martín. En ese entonces, viendo la cara de felicidad de mi padre, no podía sentir otra cosa que culpa.

Antes de salir para la sinagoga, esa tarde, papá vino a mi cuarto y se sentó en mi cama. Me contó que cuando él se estaba por casar con mi madre, mi abuelo (el papá de mi mamá) le dijo que nunca iba a entender lo difícil que era entregarle su hija a otro hombre hasta que su propia hija se casara. Y que, recién en ese momento, las palabras de mi abuelo adquirían significado.
- Sos mi princesa - me dijo. - Y siempre lo vas a ser. Pero a partir de hoy, la persona más importante de tu vida va a ser Martín. Ya no vas a recurrir a mí cuando estés triste o tengas algún problema, porque ya no vas a vivir más acá conmigo. Esa persona, que solía ser yo para vos, ahora la va a ser tu marido. Yo hoy, voy a entregar a mi hijita adorada a otro hombre, y recién ahora entiendo lo que quiso decir tu abuelo.
Sin poder controlarlo, una lágrima me empezó a correr por la mejilla.
- No llores - me dijo. - Hoy es un día de felicidad.

Cuando lo ví en la sinagoga, y me agarré de su brazo para caminar por el altar, todas las palabras de esa tarde volvieron a mí. Y sabía que no tenían nada de cierto. A partir de ese momento, cada vez que me agarrara esa angustia que siento a veces, ya no iba a poder ir hasta el living para abrazar a mi papá. Yo nunca hablé de su enfermedad, él es bipolar con tendencia depresiva, y eso hace que entienda como nadie cuando uno se siente angustiado. Y a mí me pasa bastante seguido, aunque no lo parezca. Por eso es que sabía que por más que yo necesitara irme de casa porque la relación con mi madre era insostenible, mi padre sí me iba a hacer mucha falta.

Y mientras caminaba con él lo abracé fuerte, porque supe que después que el rabino pronunciara ciertas palabras, yo ya no iba a ser más su princesa. Y sabía, que cada vez que me sintiera sola, triste o lo que fuera, ya no iba a tener a mi papá a pocos metros. En mi departamento, a partir de ahora, no habría nadie más que yo.

La persona cariñosa, llena de amor y poseedora de las palabras más sabias estaría en otro living. El de una casa que a partir de ese momento nunca más sería mi hogar.

27 comentarios:

  1. habia encontrado este blog al poco tiempo que lo abriste y te deje de leer. no se porque... pero ahora que lo volvi a encontrar me da la imprsion de que cambiaste desde aquel principio y que cambiaste para bien. Felicitaciones por el embarazo!! Y pregunta: ¿que tanto "cuando queria y a cualquier hora" tomabas las pastillas? Porque este mes tuve unos pequeños incidentes y tome a destiempo un par de dias. Y no nos cuidamos. Y me asalto la duda. Que igual se va a ir hoy (esperooo). Besotes Agus!!

    (deje el mismo comentario en otra entrada, por las dudas lo dejo por aqui)

    Priiii hoy!! (= Me encanto el post, transmitiste mmucho.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy reee boluda. Tengo programada la alarma de la pastilla en el celular que me suena a las 23.15, pero como siempre estoy mirando la tele o boludeando en internet la apago y digo "después la tomo". O sea que a esa hora, no la termino tomando nunca. A veces más tarde, o a veces al otro día. Sé que soy una idiota, pero pienso que es algo inconsciente. Capaz en el fondo yo siempre lo quise.

    ResponderEliminar
  3. Me encanto el post agus, fue muy lindo todo lo de tu papá. Ya te vas a sentir mejor, y mucha suerte con el embarazo.
    Besos, male

    ResponderEliminar
  4. Me encanto el post agus, fue muy lindo todo lo de tu papá. Ya te vas a sentir mejor, y mucha suerte con el embarazo.
    Besos, male

    ResponderEliminar
  5. conssssstituciooonn.
    a mi me paso 3 dias seguidos... miercoles y jueves la tome como 14 horas despues de mi hora. el viernes normal y el sadabo 6 horas despues. qe me vengaaa. snifff. tranqui tranqui respiremos.
    No fue siempre, solo esos dias. Para colmo seguidos :S Pero solo esos dias... Pase de todos los dias a 1 vez por semana por laburo ¬¬ Justo esa vez por semana fue aquel sabado. Y como nunca tenemos forro no dijimos stop! Puctaaa. Ya me veo abriendo un blog onda de Inti xD Noooooo ahora nooo.

    ResponderEliminar
  6. si quele chama escribes lindo cuentanos como van las cosas x tu hogar presente, nuevo y el viejo..dale pues aqui tamos pa q nos alientes!!

    ResponderEliminar
  7. Que hermoso lo de tu papá, pero creo que de a poco todo esta saliendo bien, estas mejor con Martin, y con un bebe. Quiero saber mas de eso, como fueron/son los primeros dias de martin en tu casa? Si queres contar. Se vienen los "novento metros cuadrados". Un beso agus, que todo este bien.


    Giseee.

    ResponderEliminar
  8. Lindo e intenso lo de su padre....
    Me gustó...

    ResponderEliminar
  9. muy lindo hablar asi de tu papa!!!

    beso!

    ResponderEliminar
  10. Guau, todas somos princesitas de papa !

    ResponderEliminar
  11. Me encantó leer sobre tu papá! Cómo va la panza?

    ResponderEliminar
  12. YO tmb quede embarazada por tomar a destiempo las pastillas eh, cuidado muchachas!!!

    ResponderEliminar
  13. No sé que se siente exactamente, pero te entiendo.
    Seguramente fue muy duro para vos.. tu papá, tu abuelo.. sus palabras. En el fondo seguis siendo su princesa.
    Y después de todo es como dijo tu papá-- ahora hay otro hombre en tu vida, que te ama y te cuida.

    ResponderEliminar
  14. Agus, tu post me erizó la piel... un divino tu papá... es lindo ver tu lado familiar "vulnerable"...

    ResponderEliminar
  15. Muy linda historia. Quizás cuando uno se va de su casa rearma las relaciones desde otro lado. A mí me hizo bien alejarme de mi viejo, ahora cada vez que lo veo lo disfruto mucho más.
    Y concuerdo con que tomar las pastillas a cualquier hora es un deseo inconciente a veces.

    Saludos.

    Andrea

    ResponderEliminar
  16. hermoso post.
    por favor decime que no vas a dejar el blog!!!!! me lo devore en menos de 24 horas jaja

    ResponderEliminar
  17. Un genio tu papá!

    Ahora, se dió todo lo que él te dijo, espero que estés difrutando de tu embarazo y del amor de Martín.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me pegó mucho lo que escribiste...
    Creo que ahora sé lo que va a sentir mi viejo cuando me case en caso de que lo haga.
    Mujer e hija única. Imaginate.
    Gracias :)

    Debo confesar que casi se me cae una lágrima.

    ResponderEliminar
  19. ahora conta el presente! jajaj me muero por saber como esta tu embarazo tu relacion y toda tu familia

    ResponderEliminar
  20. Hace un tiempo bastante considerable que vengo siguiendo tu blog pero nunca pude ni me animé a firmar por el hecho de no tener uno. Ahora me uní a todo esto y no me parece mal pasar a comentar... admito que tu historia al principio me generó una dualidad bastante grande, entendía lo que hacías pero no tu modo de lograrlo; hasta que seguí leyendo y en algún punto (no sabría decirte cuál) dejó de hacerme ruido la historia.

    Ojalá que las cosas con Martín salgan bien y que de ahora en mas tu vida y tus relaciones familiares se calmen un poco... es copado que vos ya estes formando tu propia familia, me puso contenta leer lo de tu embarazo =)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  21. ay no había pensando lo angustiante de ese momento.
    Como cambio todo eh! Increible

    ResponderEliminar
  22. Agus, me conmoviste mucho con este post y el anterior. Se me cayeron un par de lágrimas las dos veces.

    ResponderEliminar
  23. Empeze a leer tu blog unas semanas atras, me atrajo tanto que pase dia y noche leyendo para ponerme al dia, la verdad una historia genial (ahora q se lee todo junto, xq de seguro vivirla no fue de lo mas facil), se ve tu cambio en todo aspecto y sobretodo como maduraste.
    Suerte con ese niño, y espero volver a leer pronto noticias de el y de tu marido.
    Exitos

    ResponderEliminar
  24. Encontre tu blog hara poco mas de 2 semanas y enseguida comence a leerlo, hoy lo termino aqui y por eso comento, te digo que me pareces muy buena escritora, podrias encontrar futuro y refugio en esto.
    Me sorprende saber como cambio todo, pero se que vas por buen camino, siempre me incline por Martin.
    Besos.


    Y felicitaciones por el embarazo :)

    ResponderEliminar